ROCÍO PRIETO VALDIVIA

Amor la brisa sobre la bahía perla las hojas del limonero, la ciudad desaparece y no distingo tu silueta.

Diciembre avanza, el aroma del pino impregna mis pulmones y tu ausencia es el rayo de sol oculto tras la cortina que gotea sobre las ramas del pequeño guayabo y hace caer al ejercito surcando cada hojita, su ternura llena de amor mi día y sé que estás presente, en los trinos de los pájaros en el cántico del gallo.

Sobre mis mejillas permanece ese último beso.

 Hoy Ensenada no me muestra su escarpada costa, solo su ruido, y mi imaginación me llevan a ti, ya pronto será Navidad y al terminar el mes vendrá enero dime mi hombre pequeñito si acaso el 2022 será el año de tu regreso.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s