ESRUZA

Abrí los ojos, como cada mañana,

todo era igual, así lo parecía;

la misma hora, el mismo amanecer,

la rutina, pero no, algo era diferente.

No pensaba en ti,

no habías estado en mis sueños.

Era sorprendente,

caminaste fuera de ellos.

Me observé en el espejo,

vi los hilos plateados y me dije:

ya no es tiempo de soñar,

es absurdo, ha sido tiempo perdido;

por eso, dejé que caminaras

fuera de mis sueños.

El acuerdo de almas ya no existe,

se necesitan dos para ello, y

no creo ya que exista en ti.

Por eso…

caminaste fuera de mis sueños.

El amor no muere, quedará dormido,

no creo que quieras despertarlo.

Ya no despertará, ya no te pensaré,

ya no te soñaré; finalmente, dejé que

caminaras fuera de mis sueños.

Un comentario sobre “Caminaste fuera de mis sueños

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s