ESRUZA 

Te veré en mis sueños 

cada noche de cada día de mis 

días pendientes, y bajaré el lucero 

que me hará compañía. 

No tengo que pedir permiso a nadie 

son mis sueños, y en ellos, 

me amarás y te amaré, 

unidos en un abrazo sin fin 

hasta que llegue el día, y mi sueño termine. 

No te extraño, 

porque te veo en mis sueños;  

yo los invento, y son como quiero. 

Ahí los silencios no hieren. 

En ellos hay ríos, hay mares,  

no hay tristezas, no hay lejanías, 

no hay nada que lastime; 

sólo amor y pasión. 

No te extraño, te veo en mis sueños, 

y no hay lágrimas, no hay enojos, ni 

malos entendidos, sólo amor; 

no tengo por qué llorar, sólo  

ser feliz y gozar. 

En esos sueños inventados  

no hay distancia, no hay lejanía, 

no hay tiempos, sólo  

ríos y mares, ternura y pasión. 

Vemos el mar y el cielo 

unirse en el horizonte, 

mientras aparece el crepúsculo, 

y en mi sueño, soñamos. 

Despierta, mi alma llora, pero yo, ya no. 

Espero la noche para verte en mis sueños, 

y lo haré cada noche de cada día 

de ios días pendientes; 

sin pedirte permiso… 

Pero miento, porque te extraño. 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s