ANA MARÍA OTERO

La música llena el aire, endulzando el ambiente mientras la luna brilla en lo alto del oscuro cielo.

Acerca tu cuerpo al mío y bailemos abrazados, olvidando el adiós que acompañará a la salida del sol, sintiendo el hechizo de la luna que bendice este momento, grabándolo para siempre en el infinito, donde eternamente permanecerá protegido, aguardando el encuentro definitivo que no tendrá final.

De momento olvídalo todo, no pienses en la despedida y soñemos que la vida entera es este momento compartido que nunca acabará.

https://anamariaotero.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s