ESRUZA 

El viento sopla fuerte, inclemente, 

doblando las débiles espigas 

que crecen en el campo. 

Simbología aplicable al amor. 

Así, las palabras amorosas doblan 

a las almas débiles y enamoradas 

que necesitan amor y pasión de 

su contraparte. 

Las espigas, aunque se doblen 

no mueren, hasta que llega su tiempo. 

Un alma débil y enamorada 

se marchita, cuando a esas palabras 

se las lleva el viento. 

Sin embargo, las acciones, 

esas que demuestran amor y pasión, 

prevalecen, aunque pase el tiempo. 

Se forma, entonces, una conjunción 

que el viento, aunque fuerte sea, 

no podrá desbaratar. 

Pasará el tiempo, y permanecerá, 

porque esa conjunción de dos almas   

está formada por algo más 

que sólo palabras. 

Un comentario sobre “Palabras

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s