SERGIO CANEVA

Con el tiempo descubrí

que para abrazar hay que soltar,

y para soltar,

 hay que  abrir las ventanas del corazón,

sacarles el cerrojo a las celosías,

despojarnos de la mochila.

No se puede abrazar

 sin antes haber soltado

aquello que cargamos,

lo que nos separa,

lo que daña, lo que pesa,

lo que nos impide abrazar al otro

sin hipocresía, sin revivir la ofensa,

sin remover la herida.

Debemos bajar la guardia,

aunque nos cueste, aunque nos lastimen,

aunque tengamos que levantarnos mil veces

y mil veces volvamos a caer

No podemos ir por la vida a la defensiva

con una coraza

para que no nos hieran

De otra forma

 nos perdemos el disfrutar de personas,

y momentos que pasarán

sin haberlos vivido,

por temor, miedo, o simplemente,

por juzgar de ante mano

lo que en verdad no sabemos ni conocemos.

                    www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s