ESRUZA

ESRUZA 

Un adiós siempre lastima. 

Lastima cuando existen  

los sentimientos, la pasión. 

Peligrosa mezcla que aniquila. 

Los adioses constantes 

dejan secuelas en el alma; 

la marchitan poco a poco, 

dejándola sin nada para dar. 

Las palabras que hieren 

pretendemos olvidarlas, 

enterrarlas en el subconsciente. 

y a veces funciona. 

Pero las acciones matan, 

deshojan la flor del amor, 

de la pasión; lentamente 

sin darnos apenas cuenta. 

Y arriban los adioses continuos, 

cansantes, porque las acciones 

penetran más que las palabras, 

desgarrando el alma, secándola. 

Los adioses dejan heridas que 

taladran, que marcan nuestro ser 

una y otra vez, dejando un eco de  

angustioso dolor. 

En esas noches solitarias, dolorosas, 

el viento diluye los sentimientos, y 

los pétalos de la roja flor de 

la pasión, dejando ecos constantes 

de un adiós sin final. 

2 comentarios sobre “Ecos

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s