JUAN LUIS HENARES

A finales de la década del treinta del siglo pasado mi abuelo, sin un peso en el bolsillo, llegó en barco a la República Argentina, escapando de la violencia falangista tras la Guerra Civil Española. Su vida aquí no fue nada fácil, muy lejos de los seres queridos que quedaron en Catalunya; sin embargo gracias a la solidaridad de la gente que simpatizaba con la causa Republicana, y a los que también llegaron de España, pudo sobrevivir y formar una familia. A pesar de la explotación de sus patrones y la tristeza por los sueños inconclusos —nunca pudo regresar a su pueblo natal— logró ser feliz, pues sintió que este remoto rincón era su lugar en el mundo.

A principios del siglo XXI, cansado de sufrir la desocupación y exclusión que existen en Argentina, hago el camino inverso y me voy a España con la valija vacía de dinero aunque cargada de utopías. En el avión miro la foto del abuelo e imagino lo que habrá sufrido al dejar atrás su antigua vida; de encontrarse hoy aquí me habría dado valiosos consejos. Si bien físicamente ya no está, a cada momento vive en mis recuerdos.

No obstante la camaradería y calidez de una gran parte del pueblo español, todo es diferente. Lo que gano al trabajar de lavacopas en los bares alcanza justo para sobrevivir; mas lo que molesta es la actitud discriminatoria que tienen muchos hacia los inmigrantes: nos llaman sudacas, nos ven y tratan como parias de la sociedad. Me hacen sentir que este suelo es solo de ellos y que nunca será mío.

Antes de retornar a mi país cumplo con el último deseo del abuelo: esparzo sus cenizas en las nevadas callecitas de adoquines, las que tanto añoró volver a caminar, del pequeño pueblo junto a los Pirineos en donde nació y creció. Regreso.

Ambos viajamos en fuga del presente, en busca de un futuro mejor. Con sus sueños el viejo maquis logró construir una nueva vida, los míos murieron en las mismas lejanas tierras en las que él luchó contra el fascismo.

La historia se repite, pero esta vez como tragedia.

2 comentarios sobre “La historia se repite

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s