ANA MARÍA OTERO

Lo buscas y no lo encuentras,

aunque luego

del mismo modo que desapareció,

sin esperarlo llega.

Apareciendo sin avisar,

así sin más

y porque sí se queda.

¿A qué juega?

¿Qué es lo que espera?

La rueda giró y sin esperarte

el hueco vacío de largo pasó

sin decir tampoco él hola o adiós.

https://anamariaotero.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s