ELIA CÁRDENAS

Ante el espejo peina su lacio cabello rojo

Se regodea aún es bella

La edad comienza a notarse

Cerrar el ajustado vestido no es tarea fácil

Acaricia las piernas al colocarse las medias

Usará los tacones más altos, lucirá mejor

Atisba entre el salón, está en su esquina

Bebe lo mismo, esta vez la mirará

Cadencioso es su andar

Se planta frente a él, desafiante la mirada, baila.

Hamaquea los costados, rota las caderas.

De los instrumentos, escapa música, ella la encarcela.

Fluye por su interior

ritmo afrodisíaco la envuelve.

Así quiere ser envuelta por él

Exótico aroma huye de su cuerpo

Encuentra refugio en la ambarina copa

Al fin la mira, recorre su figura, le agrada

Deglute sin saber que bebé un hechizo

Se cruzan las miradas

Pasan los segundos

Baila como posesa

El público aplaude

Es su mejor noche

Un brazo fuerte rodea su cintura

La arrastra

Se deja llevar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s