MOISÉS ESTÉVEZ

Si los pájaros te miran extrañados es posible que algo vaya a ocurrir.
Estos cabrones tienen un sexto sentido para ciertas cosas – reflexionaba el Sr.
López en su reducido espacio de trabajo, apenas cinco metros cuadrados,
donde desarrollaba aplicaciones para sondear el mercado en busca de clientes
sin seguro, si, de esos que llamamos ‘de los muertos’. Con la mirada medio
perdida en la pantalla de la computadora, pensaba que quizás el ave que
cagaba en el filo del alféizar de la ventana, a lo mejor le estaría vaticinando con
su escudriñar, que lo irían a despedir por lo que acababa de hacer…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s