ANA MARÍA OTERO

No te encuentro y siento miedo.

Me pregunto si estás escondida

o si para siempre te has ido.

Maldita desconfianza

que poco a poco mata,

que lentamente conmigo acaba.

Absurda inseguridad sin razón fundada.

¿Por qué temo perderte?

Tal vez porque merecedor de suerte

no me siento.

Dime: ¿por qué día tras día

temo que así porque sí,

sea a otro al que decidas dedicar

ese premio que es tu preciado amor?

https://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s