ROSA BURGADA

Siento que a veces paso de una alegría infinita y pura a una honda y culpable tristeza. ¿Y mi punto medio? Cuando escribo cosas extremadamente alegres, positivas… Realmente las siento así. Sé que el mundo puede ser una puta mierda. Pero en esos días prefiero obviarlo, lo necesito.

Claro que hay cosas que duelen y heridas que sangran. Pero no puedo estar pendiente de ellas siempre. De tanto en tanto me vengo a bajo, y me gustaría echar la culpa a la regla porque me siento culpable por estar triste (ni idea del motivo) pero ya no la tengo por suerte.

Hoy es uno de esos días en los que culparía a la regla y he decidido escribirlo para que, si hay más gente como yo, que siempre esta alegre y no se dejan entristecer, las podáis entender.

Esta noche me estaba lavando los dientes y me moría de ganas de empezar a llorar. Pero no podía. No podía porque estoy viviendo con mi padre y se disgustaría.

El caso es que me sentía triste. Querría poder sentirme más libre. Bajar a la calle cuando quisiera sin necesitar mi silla de ruedas o sufrir por si se acaba la batería. Me gustaría poder ir a hacer unas birras de noche, sin preocuparme por la hora de acostarme o si encontrare un baño adaptado cuando las cervezas quieran bajar.

Y sí, ME GUSTARÍA NO ESTAR PENDIENTE DE LOS DEMAS PARA LLENAR LA NEVERA O PARA ASEARME.  Y ya estoy con lo de siempre, hablando de temas banales para evitar lo duro. Y es que tener una enfermedad neurodegenerativa no es fácil de llevar. Para nada. ¿Pero eso cómo lo explicas? Son esas cosas que te guardas y a las que le quitas hierro.

A veces quisiera ser más valiente, saber decir lo que pienso y siento sin sentirme mal.

Me gustaría que la sociedad fuera muy distinta. Que no me juzgaran. Que no me pusieran más piedras en el camino. Que no me exigieran. Que no me controlasen….

Hay muchísimas cosas que sé que son una puta mierda y que me duelen en lo más hondo.

¿Pero qué puedo hacer? ¿Qué otra cosa puedo hacer que recordarme que soy fuerte y que hay otras mil cosas que son bonitas?

La vida es como un juego de cartas…. El azar te puede dar una mano buena o mala y, tengas lo que tengas, lo único que puedes hacer es jugar para ganar, aunque te inventes un farol mientras intentas pasarlo bien.

2 comentarios sobre “La vida es como un juego de cartas

  1. ¡Animo! ¡eres una chica increíble!, Siempre me ha gustado tu optimismo aunque la realidad sea dura.
    No te vengas a bajo (aunque estás en todo tu derecho de hacerlo)
    Las personas como tú son las que dan sentido a lo difícil de la vida.
    ¡Cuento contigo!
    Un fuerte abrazo agradeciendo siempre el ser como eres.
    Mary Carmen

    Le gusta a 1 persona

Responder a UNA COJA COJONUDA Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s