MOISÉS ESTÉVEZ

Lo último que recordaba eran unos puntos luminosos que flotaban en el
aire. Se palpó detrás de la cabeza y sintió el dolor del golpe responsable de
aquella refulgente visión.
Se incorporó no sin esfuerzo y con cierto mareo, y contempló el
desastre. Alguien, que posiblemente hubiera seguido sus pasos o que
simplemente se tratara de una casualidad, después de dejarla inconsciente
había puesto el apartamento patas arriba.
Lo primero que pensó fue qué si aquello no comprometería a Bryan, no
quería que su colega se viera envuelto en ningún tipo de historia por su culpa.
Lo segundo, como no podía ser de otra forma, se preguntó qué buscaba quien
fuera que la golpeara. Evidentemente, lo ocurrido estaría relacionado con la
muerte que investigaba…
g-sayah

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s