ANA MARÍA OTERO

Te descuidas, te olvidas.

Poco a poco se va consumiendo la luz

y demasiado tarde te das cuenta de ello,

cuando por completo ya se extinguió.

Claro que sí,

desde luego que puedes intentar recuperar,

pretender que la llama vuelva otra vez a arder,

aunque no puedes descartar la posibilidad

de que ya todo se encuentre irremediablemente dañado.

Por ello, y con conocimiento de causa,

yo sinceramente te recomiendo: 

la recuperes o no,

nunca jamás vuelvas a olvidar

que uno no debe descuidar

aquello que de verdad desea conservar.

https://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s