SERGIO CANEVA

Desnúdate de egos, de malos pensamientos,

desata todo aquello que corroyéndote va,

desnúdate del tiempo el que te quita aliento,

socavando los días con tirria y con maldad.

Desnúdate de heridas,  vanos resentimientos,

que traen solo pena  y angustia al transitar,

todo lo contaminan, marchitan los cimientos,

logrando en poco tiempo cuerpos sin desnudar.

Desnúdate de ¡yo! ¡de nunca! ¡siempre! y ¡todo!

se feliz a tu modo, no para otros agradar,

guardando en tu interior,  aquello que  edifica,

desechando ofensas que al alma mortifican.

Comiénzate a escuchar a tu voz interior,

esa que busca la paz, no el odio, si el amor,

la que cada mañana te pide una sonrisa,

para que se la brindes a los que van de prisa.

Pero por sobre todo nunca guardes rencor,

porque te daña el alma,  devasta el interior,

arrasa con la vida dejándote el dolor

que solo sanará, al desnudar ¡tu corazón!.

Un comentario sobre “¡Desnúdate!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s