SERGIO CANEVA

Desnúdame con besos, ¡que me lleguen al alma!

tan húmedos, tan tibios, que solo busquen pasión…

que arrebaten las horas a cuerpos que desnudos,

procuran que la aurora… retrase su fulgor.

Desnúdame con suaves caricias ¡tan osadas!,

que al recorrer mi cuerpo, una y otra vez,

me quiten el aliento vibrando a cada intento,

que atraviesas la zona, de fuego… de placer.

Desnúdame sin prisa… ¡pero no te detengas!

invita a la locura, también, a permanecer,

que todo lo creado no es malo si es amado

y en cuerpo apasionado ¡brilla la desnudez!

Desnúdame con miradas, que al buscar las mías,

pueda verte yo en ellas, sonreír, florecer…

que baste simplemente, un guiño, un pestañeo,

para encender el fuego… que incinere mi piel.

Desnúdame con murmullos, sutiles al oído,

que embriaguen mis sentidos, hagan reverdecer,

que transformen la leña seca dentro mío,

en hoguera que albergue, latidos de placer.

Desnúdame que yo… iré haciendo lo mismo,

si me dejas llevarte hasta ¡La desnudez!

Así… tendrán sentido, miradas, caricias y oídos,

no habrá besos perdidos y si… ¡sobre tu piel!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s