PRIMOBICI

Me bloqueo cuando viene el halago. Se apelmaza algo en mí… Supongo que será lo que siente un dragón que no ha eclosionado, antes de salir del huevo.

Creo más en los dragones, con alas, con fuego; que de un huevo de corral pueda salir vida. Los huevos los rompo en el borde de la sartén y sin sal, me los como, casi siempre a la hora de la cena. Es verdad, que solos saben a poco – y no es por la falta de sal -, siempre les acompaño de algo con más sabor, tipo panceta, chorizo, bacón.

¿Cómo de algo tan insípido puede salir algo tan hermoso como un ave rapaz? Me viene a la cabeza esa lechuza gris, llena de mitos y sabiduría chamánica. ¡Es imposible!

Los dragones, sin embargo…

Su huevo, es sólo placenta mineral para protegerles de la crueldad que les espera. Pocos dragones conozco que no hayan sido temidos y maltratados por el ser humano. Por eso creo firmemente en ellos, nos parecemos tanto…

No soy un dragón, ¡más quisiera yo! Pero era duro y mi coraza me protegía de las envestidas de las lanzas y las flechas de los humanos. Digo era, porqué mi epidermis, ha perdido las escamas pétreas, de tanta infructuosa lucha diaria. Me queda el tatuaje, que más que proteger, adorna mi ala izquierda.

Llevo unos días sin volar. Cuando parecía que había encontrado un refugio, no sin sobresaltos, aparecen heridas del pasado que me impiden alzar el vuelo y zambullirme en las aguas del mar, donde con otros seres mitológicos – sirenas, gorgonas, esfinges y minotauros, que los hay -, y el salitre propio del mar; curábamos esos maltratos y hacíamos cicatrizar las heridas infringidas por la incomprensión de los seres humanos.

Ante el halago, tiemblo. Y aunque sigo tembloroso y encogido. Te mando esta misiva como respuesta a tu invitación al Paraiso.

Espero que comprendas mi tardanza. Tenía que bajar al mar, aliviar mi desconfianza innata y recuperar mi milenario compromiso en este mundo: hipnotizar la mirada abyecta del ser humano, haciéndole entender que no hay enemigo en este mundo, mas que en su propio imaginario.

https://primobici.wordpress.com/

2 comentarios sobre “Huevo de dragón

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s