ISA HDEZ

Voy vagando por las calles oscuras buscándote,

sin rumbo retuerzo todas las esquinas sin aliento,

como si en esas aristas te advirtiera moviéndote,

temblando como las hojas de mis alas blancas al viento.

Descubro que me miran tus bellos luceros como antaño,

sonríe mi alma cuando me agasaja el sentimiento,

que atrae a la memoria los besos que tanto extraño,

y los abrazos envueltos en esa nostalgia honda que siento.

Me pierdo entre la niebla de la arboleda de las orillas,

para que nadie descubra nuestra pasión secreta,

solos tú y yo como si fuéramos ramas amarillas,

y ni siquiera pudiera rozarnos la delicada luz discreta.

Noto tu mano en mi escuálida cintura asiéndome persistente,

y me sumerjo en la profundidad de tu mirada color miel,

como si deseara que el sueño durara eternamente,

abro los ojos y me revelan la realidad con sabor a hiel.

Un comentario sobre “Ramas amarillas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s