ESRUZA

Me pregunto por qué
las cosas cambian
tan de repente,
y mi cielo se torna gris,
apareciendo nubarrones negros.
Sí, descendiste en Tepic, y
ese mar en calma te recibió en sus
olas, que se volvieron turbulentas,
y emanaron sus mejores oleajes;
pero después quemaste tus alas
para no seguirme;
y me pregunto por qué
la razón de la sinrazón.
Me fue difícil entender
y mi cielo se tornó gris.
Las azaleas se marchitaron
y el humo apareció
en mis ojos y mi cielo se tornó gris.
Las lágrimas resbalaron
suavemente, para después
convertirse en torrente amargo.
Ahora vuelve a suceder,
y mi cielo se torna gris,
porque la historia se repite
habiendo sentimientos,
y vuelves a quemar tus alas.

Un comentario sobre “Gris

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s