SERGIO CANEVA

Aunque se apaguen las luces, el telón sutil descienda,

se enquiste la ansiedad, ¡buscando hallar mil respuesta!

cuando no haya más aplausos y el final próximo sientas,

entre silencios mutados “la vida” ¡dará  prebenda!

De volver a reinventarla, de doblegar las apuestas,

de luchar contra la nada ¡hasta ganarla o perderla!

Aunque no haya salas llenas y la soledad arremeta,

cesando llantos y risas, ¡que al espíritu alimentan!

crujiendo el entablonado ¡bajos tus pies! cual reyerta,

no elevándose el telón,  pues no hay funciones en venta,

busca encontrar la salida, ¡aunque las luces! no enciendan.

Cuando sientas la fatiga ¡fustigar! frente a tu puerta,

¡y gélida sensación! que en las noches atormenta,

pon de ti en la contienda todo tu ser y experiencia,

que la vida es mucho más que cuatro estrofas yerras.

Es ponerle el cuerpo y alma, aunque duela la osamenta,

encontrando en cada paso ¡un abrazo que te alienta!

y tras el telón caído, miles de historias hoy muertas,

han de encontrar esa luz, aunque el cuerpo allí perezca.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s