ESRUZA

Caminando por el laberinto de mi mente

pensaba en que no debo pensarte más,

– creo que tú ya no me piensas, – y decidir,

si posible es, ya no mirar atrás

Llegará el tiempo en que las hojas

del otoño estarán completamente secas,

olvidadas por el tiempo. y

crujirán mis pisadas en ellas,

 mientras intento bloquear mi mente de ti.

Ya no quiero, ya no debo pensarte,

no soñarte, no extrañarte.

Quiero marcharme.

Ya no quiero sentir tu ausencia

en mi camino lleno de ellas.

Te has quedado ahí, oscilante,

en un espacio que llené de amor,

ternura y pasión sin límites.

Te quedaste ahí, perdido en ese espacio,

con tus espacios vacíos.

Tantas cosas que nunca te dije,

porque no quisiste escuchar;

como un te amo, real, gritado desde

mi corazón, del cual nunca te pude sacar,

pues atado estaba a ti de muchas formas.

En realidad, de muchas formas te grité

todo lo que has significado para mí,

y siempre estuve ahí para ti,

pero no supiste verlo, y me cansé.

Fue como decir “te amo” a la nada.

Nuevamente pasará el tiempo,

pero no vendrá el olvido,

sólo el conformismo, y seguirás ahí

en ese espacio que tenía para ti,

y que algún día ocupaste.

Se quedan conmigo el amor,

la ternura, la emoción y…

tal vez la pasión que siempre guardé,

y que se perderá con el tiempo.

Quemaré mis alas rotas

y con sus cenizas haré lozas

que me pesarán toda la vida.

2 comentarios sobre “Caminando por mi mente

Responder a Estela Rubio Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s