GINÉS CARRASCOSO


Hoy…

Me miro y me deshago,

me desarraigo, 

me miro y me desconozco.

Hoy… 

Ando en la introversión de la introspección,

evocando, ensoñando…

Hoy…

En un descuido, 

se me ha llenado la hoja

 de “tis”, de “tus”, de “contigos”

¡Apareces!….

Y ya no me oigo por dentro, 

miro y me ciegan unos “rallicos” 

de esos donde flota 

el polvo de los poemas…

La neblina se disipa.

¡Apareces!….

Y las palabras se agolpan, 

torpes, insípidas, temerarias.

En un celulósico frenesí, 

de aturdidos versos

recién paridos.

Ahora…

brotas, eres, estás.

Tú… 

Y yo, que ando desconociéndome, 

escuchándome, hablándome…

con la prudencia, 

del lóbulo avergonzado 

entre susurros mordidos.

Tú… 

Y es que es curioso como ando 

en la introspección, 

de la introversión

y apareces asomando 

de entre los margenes, 

derramándote… 

extendiéndote como sangre por las baldosas. 

Tú… 

Que eres tú,

mezclada, infusionada, 

disuelta, con unos toques de las demás. 

Tú que quizás seas parte del “mí”, 

o seas mi yo del “dentrodemí”.

Tú…

Y yo…

que aún después 

de tanto buscarme adentro, 

de tanto “enmimismamiento”,

¡aún! alzo la vista buscándote,

y en el aire me roza una mirada…

desconocida.

ginescarrascoso.wordpress.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s