MOISÉS ESTÉVEZ

Mis cálculos son falsos y ya es demasiado tarde. Pensaba que la
realidad era diferente. Me he dado de bruces contra un muro, un muro
conformado por individuos adoquinados, bloques de cemento que conforman
una sociedad en su conjunto intransigente y egoísta, que está obstinada en
socavar unos valores que puedan hacer de esta una vida mejor para los
demás. Irrespetuosa, insolidaria, machista, falta de empatía… formamos una
corporación autómata que zafiamente se esfuerza por vivir la vida de los
demás, en vez de la suya propia. Pesimista sobre el futuro y pensando que fui
un iluso nos dirigimos hacia la autoaniquilación social…

Un comentario sobre “Microrelato 102

  1. Si, es una reflexión muy pesimista la tuya. No puedo menos que darte la rezón en muchos puntos de los que mencionas, pero me resisto al fracaso social de la humanidad. Yo creo que el bien triunfará, que el mal no tiene la última palabra. Es verdad que son momentos duros pero las crisis son pasos de crecimiento no de hundimiento y como tal, saldremos de esta, apoyados en las personas optimistas y decididas a construir una sociedad más humanizadora.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s