ESRUZA


Al partir, no quedará nada,
sólo cenizas.
No habrá recuerdos del Nayar
para nadie, y nadie guardará mi urna
en un lugar privilegiado.

Nadie escribirá un poema en mi recuerdo,
tampoco ofrecerá una flor
que no me dio en vida.

Fui volcán que sólo exhaló cenizas,
y, en vida, “las cenizas se hicieron lozas”.
El fuego quedó atrapado
ya sin fuerza para salir…
y quedé presa de mi propio fuego..

Al partir, sólo cenizas quedarán
en una urna olvidada,
que el inexorable olvido
me brindará.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s