ESRUZA

Los vientos esparcen un aroma a olvido;

en mi corazón ya no late un sentimiento

todo quedó atrás.

Guardado estaba celosamente,

mas mi corazón se cansó.

Está demasiado herido y fatigado,

un corazón de cristal.

A veces el tiempo es cruel,

todo lo aniquila, lo diluye,

y sólo queda un aroma a olvido

que golpea  y rompe, aún más,

un corazón de cristal.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s