ANA MARÍA OTERO

No puedo, no debo.

¿Por qué entonces con esto me acuerdo?

¿Por qué aquello se grabó y no se borró

como lo demás cuando todo acabó?

Sí, lo sé.

Fue un momento intenso,

tan sincero que en mi alma se grabó a fuego.

¿Sólo me pasa a mí

o también tú a veces recuerdas aquello

que a pesar del deseo no llegó a ser eterno?

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s