ESRUZA

Un corazón ensombrecido está,

así como el crepúsculo que

luce largas nubes negras, con sólo

diminutos visos amarillos.

La luna difuminada está,

y un lucero opaco está a su lado.

Esas nubes negras desaparecerán

y volverán los crepúsculos

con sus brillantes visos rojos y amarillos.

Vendrán nuevos atardeceres

con hermosos crepúsculos que preceden

a las noches, con lunas y luceros

resplandecientes.

De ese corazón desaparecerán,

también, las nubes negras, así como

de los crepúsculos, y

la luna y el lucero brillarán radiantes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s