ANA MARÍA OTERO

Creer que vendrás,

confiar en que lo harás

y aún así temer

que tu ausencia llegue a ser eterna.

Desapareces y sin que te vea te escondes

para después, cuando ya no te espero,

por sorpresa,

aparecer otra vez.

La falta de certeza,

el temor a la pérdida,

alimentan el maravilloso atractivo

que siempre presenta la vuelta.

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s