ESRUZA

Deseaba ser en tu vida

una brisa suave y apacible,

que acariciara con dulzura

tu existir.

Sin embargo, fui una tormenta

avasalladora y destructiva;

todo lo contrario a lo que deseaba,

es una realidad.

Traje desasosiego,

y quise traer amor y ternura,

pero no supe cómo darlos,

no me correspondía.

Desaparecer de tu vida,

es lo mejor que debo hacer

para demostrar ese amor.

Mi destino es cruel,

pero yo lo formé,

aunque sea una  amarga verdad

que destroza el corazón.

Hoy digo adiós a una quimera,

y vuelvo a mi soledad apaciblemente;

los sentimientos quedarán dormidos,

como debieron permanecer.

Todo está de más, no lo quiso Dios,

aunque sea una amarga verdad

que lastima el corazón.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s