ECONOMISTA

Capítulo 8

Dani estuvo toda la semana como loco, no hacíamos más que hablar de la noche de chicas del sábado, me preguntó qué me iba a poner, donde íbamos a ir, qué es lo que íbamos a hacer, pero no en plan controlador, sino en plan morboso, incluso me pidió que me comprara una falda para que me miraran más y yo le dije que no hacía falta, que me iba a poner un vestido negro que habían traído nuevo a la tienda, era muy cortito, quizás demasiado, de color negro, con tirantes y llevaba unos brillos por la parte de delante en forma de corazón.

Tres días antes del sábado estábamos follando en la cama, le cabalgaba con movimientos pélvicos estilo Shakira, se lo hacía muy despacio y Dani comenzó a fantasear.

―¿Vas a hacer que te miren el próximo sábado?

―Claro que me van a mirar, voy a llevar el vestidito negro nuevo y voy a ir marcando tanguita para que me miren bien el culo…

―Mmmmmmmmmm.

―¿Tú crees que se la pondré dura a alguno?

―Joder a alguno no, a muchos, ahhhhhhhhhhhhh, se van a tener que ir al baño de lo dura que se les va a poner…

―Se imaginarán mi cuerpo desnudo, como sería una paja mía, o una mamada, como sería follarme…o que me ponga así como estoy contigo ahora…

―Mmmmmmmmmmmmmm, si supieran lo bien que follas, ¡¡¡lo bien que te mueves con una polla dentro!!!

―Ufffff, ¿tú crees que si me follara así a alguno se correría rápido?

―Mmmmmmmmmmmmmm, si te mueves como ahora no tardarían nada en correrse, nada de nada, estás muy buena y follas de maravilla…

―El sábado voy a bailar con otros chicos e incluso voy a dejar que alguna pegue su polla contra mi culo en la barra, cuando vaya a pedir una copa, ¿quieres que haga eso?…

―Ahhhhhhhhhh, joder Crisss, no sigas Cris, por favor, cállate…

―¿Ahora quieres que me calle, ¿qué pasa que te vas a correr ya?

Comencé a incrementar el ritmo de mis movimientos, ahora con un sube y baja fuerte me sentaba duro sobre su polla. Ya le tenía en mis manos.

―¿No quieres que siga?

―Eres muy mala, ahhhhhhhhhhhh Crissss, me encantaaa…no puedo más…

―Y más que lo voy a ser, esto es lo que te gusta, el sábado voy a estar tan caliente que incluso dejaré a alguno que me sobe las tetas y el culo…y luego te lo voy a contar todo, para que te corras en 10 segundos…

―Ahhhhhhhhhhhhhh, joder, no puedo másssss…ahhhhhhhhhhhhhh

―Espera, ¡¡¡méteme un dedo en el culo!!!, yo también estoy a punto, así, despaciooo, ummmmmm

―¡¡¡Dios no aguanto más!!!

―¡¡¡Vamos córrete!!!!, lléname el coñito de leche, vamos!!!, quiero que sepas que el sábado cuando llegue a casa tu novia va a estar bien sobadita, me voy a dejar meter mano por cualquiera!!!

No pudimos más y Dani se corrió dentro de mí, a la vez que yo alcanzaba el orgasmo mientras un dedo de mi chico jugaba dentro de mi culo. Estuvo genial. Me encantaba cuando nos corríamos al mismo tiempo.

Así llegó el sábado en el que iba a salir de fiesta con mis amigas, aquella tarde salió un día caluroso y primaveral, cuando me levanté de la siesta le quise hacer un regalo a mi chico que no se esperaba. Me senté en el sofá con él y me dijo que, si veíamos una peli, me acurruqué a su lado y nos pusimos a ver una. Mientras estábamos frente a la tele yo le iba acariciando la pierna, sé que esto le gusta mucho y más cuando voy acercando mi mano a su paquete, no tardé en sobarle la polla por encima del pantalón y cuando se le puso dura le desabroché el pantalón para sacársela.

―Mmmmmm, que dura la tienes, ¿qué te pasa que estás tan excitado?

―Pues no lo sé Cris, llevo unos días que estoy calentísimo, debe ser tu salida de chicas de esta noche…

―¿Y ya estás así solo de imaginarlo?

―Sí..

―Pues cuando te mande un mensaje esta noche de que he ligado te vas a volver loco…

―Joder Crissss, ¿de verdad vas a hacer eso?

―¿Te encantaría, ¿no?

―Pues claro…

―Vas a ver qué vestido me he comprado en la tienda, es demasiado corto, me lo voy a poner con unos botines y unas medias de puntos negros que me quedan de maravilla, esta noche me van a mirar todos, no sé cuántos tíos se van a pajear luego en sus casas pensando en mí…

―Bufffffffffffffff….

―¿Cuántos tíos crees que se correrán pensando en mi culito?

―Joder Crissss, no sé, muchossss…estás muy buena.

―Puede que incluso ligue, o alguno que me vea vestida, así como una zorra me toque el culo, ¿qué te parecería? ―dije acelerando la paja que le estaba haciendo.

―Crisssss, ahhhhhhhhhhhhhhhhh…

―Si alguno me toca el culo y me gusta, luego tendré que hacerle una paja, como ésta que te estoy haciendo a ti…¿tú crees que conseguiría hacer que se corriera?

―Ahhhhhhhh, ahhhhhhhhhhhhhhhh, siiiiii, se correría muy rápido…lo haces de maravilla, si se la meneas así a un tío esta noche no te dura ni dos minutos…

―Voy a llevar un vestido muy cortito, quiero que me miren, que me toquen, puede que me metan la mano por debajo de la fada, ¿eso te gustaría?

―Sabes que no, este culito es solo mío…

―Si alguno lo hace me voy a poner muy caliente y no sé si me podré aguantar, tendría que recompensarle, ¿no te parece?, no quiero que me bese, ni que me toque, solo querría que me llevara a su coche y sacar su polla en el asiento de atrás para meneársela hasta que se corra, ¿no te gustaría verlo?, lo haría delante de ti si eso es lo que quieres…

―Uffff, Cris que mala eres.

―Le voy a poner la pollita tan dura…que no podría dejarle así, pobrecito…

―Joder…

―Hago buenas pajas, ¿verdad?

―Las mejores…ahhhhhhhhhhhhhhhhhh…sigue.

―¿Y no te parece una pena que solo te las pueda hacer a ti?…

―Buffff nena, que mala eres Cris…

―Si un tío me soba bien el culo y me pone caliente, me lo voy a llevar a su coche, a la parte de atrás, tengo que darle un premio por lo bien que me ha tocado el culo.

―¡¡¡¡Me voy a correr, no sigas por favor!!!!!!

―Claro que quieres que siga hablando, mmmmmmm, ese desconocido la tiene tan dura, mmmmm, más que la tuya, como me gustaría hacérselo en su coche, cualquiera que pase nos podría ver, podría ver a tu novia con la polla de otro tío en la mano, ¿qué pensarían de mí?…

―Ahhhhhhhhhhh…

―¿Pero sabes lo que más me gustaría?

―No, dímelo, ahhhhhhhhhhhhhhhhh…

―Lo que más me gustaría es que tú también estuvieras en el coche viendo como se lo hago, le dejaría que se corriera en mi vestido para que lo vieras…¿te gustaría ver una buena mancha blanca de semen en mi vestido por la mañana cuando llegue?…a veces las fantasías se hacen realidad…

―Diossssss Crisssss, ahhhhhhhhhhhh, no puedo mássssssssssss, ahhhhhhhhhhhhhhhhh…

―Espera no te corras, todavía no me has dicho si puedo ligar esta noche…

―Ahhhhhhhhhhh…haz lo que quieras joder, no puedo másss……

―¿Puedo ligar con quien quiera?

―Con el que quieras…

―¿Y si me encuentro con Rafa?, ¿también quieres que ligue con él?

―Rafa, ¿tu ex?

―Si, dime, ¿te gustaría que a él le hiciera esta paja?

―Ahhhhhhhhhhhhhhhhh, Crissssss, me corrrooooooooooo, ahhhhhhhhhhhhh, me corrooooooooooooooooooooooo…

―Mmmmmmmmmmmmmmm, muy bien, échalo todo, mmmmmmmmmmmmmm, eso es, mmmmmmmmm, échalo todo nene…mmmmmm…

―Crisss, joder, me vuelves loco cuando me dices esas cosas…

―¿Entonces esta noche puedo ligar o no?

―Ni de coña, ¡¡serás cabrona, ni se te ocurra!! ―dijo Dani más serio una vez que se había corrido y ya se le había pasado el calentón.

Parece que Dani se quedó relajado, yo sin embargo después de haberle hecho la paja y haber tenido la polla de mi chico en la mano estaba muy excitada, puede que demasiado para salir de fiesta en ese estado, llevaba unas semanas que no sabía que me pasaba, quizás había sido recordar todo lo que hacía con mi ex, quizás era el gimnasio, todos esos guaperas de 20, 21 años, amigos de mi hermano que no dejaban de mirarme el culo. No sé lo que era, pero cuando salí de la ducha por la noche, antes de empezar a prepararme me quedé desnuda frente al espejo mirándome y entonces me acordé de Rafa.

Cuando salía con Rafa los fines de semana siempre terminábamos follando en algún sitio. Nuestro lugar preferido era el portal de casa de mis padres. Lo hacíamos entre dos plantas, en las escaleras, eran unos minutos increíbles de morbo, se me ponía el corazón a mil pulsaciones pensando en que algún vecino nos pudiera pillar.

Las primeras veces, nos besábamos solo, luego quiso que le hiciera una paja, las siguientes veces que se la chupara y al final me terminó follando.

Me acuerdo que yo me resistía, le dejaba entrar en el portal y le decía que solo era para acompañarme, una vez dentro nos enrollábamos y de ahí me subía por la escalera y nos quedábamos entre la planta que vivían mis padres y la de más abajo y allí me hacía de todo.

Una noche de verano, entramos en el portal, yo llevaba una minifalda vaquera y una camisetita de tirantes, nos estábamos morreando en las escalera, llevaríamos saliendo un año aproximadamente por esa época, Rafa me sobaba las tetas y el culo, me acuerdo que le había dicho que solo pasara al portal para besarnos, pero cuando empezábamos a morrearnos yo perdía el control y me dejaba hacer de todo. En cuanto subíamos por la escalera me ponía mojadísima sabiendo lo que me iba a hacer a continuación. No tardó en bajarme las bragas y follarme contra la pared mientras yo sacaba mi culazo hacia fuera buscando sus embestidas.

Aquellos polvos eran increíbles, morbosos , rápidos, salvajes, uffff que orgasmos tenía y Rafa lo mismo, le encantaba correrse encima de mí, sobre mis glúteos, en mi boca, en mi cara, ¡¡hasta en el pelo!!, le daba absolutamente igual, nos despedíamos en el rellano y se bajaba por la escalera y yo tenía que entrar en casa completamente empapada de semen, oliendo a zorra que tiraba para atrás.

Menos mal que esto era de madrugada y nunca me pilló nadie, entraba rápido al baño de casa y me miraba en el espejo, me daba un morbo terrible verme pringada de semen, mientras mis padres y mi hermano pequeño dormían. A veces incluso me masturbaba delante espejo, recogiendo su semen y metiéndomelo en la boca.

Con la otra mano me masturbaba, me sentía muy sucia en esos momentos, cuando estaba a punto de correrme me dejaba caer el semen de la boca a las tetas, era demasiado guarro y obsceno, los pezones se me ponían durísimos y me decía en voz bajita “Córrete guarra de mierda, córrete joder, ¿pero no ves en el espejo lo guarra que eres?”

Mojada, húmeda y excitada comencé a vestirme, primero me puse un tanguita negro, luego las medias, el vestido que me había cogido en la tienda, los botines de tacón y me maquillé en plan de salir a ligar. En cuanto salí Dani se me quedó mirando.

―Hostias, vaya vestido, ¿no te queda demasiado corto?

―Pues no sé, normal, ¿no?, es para salir de fiesta…

―Joder para salir de fiesta, si casi se te ve el culo…

―¡Que exagerado!, bueno me voy a ir que he quedado con Vero, no me esperes despierto…

―No sé si podré aguantarme…

―¿Pero ya estás excitado de nuevo?, ¿me vas a esperar a que vuelva?

―Sí Cris, es que es verte salir así de casa y…ufffff, no sé…

―Tranquilo…esta noche voy a hacer que muchos tíos se corran pensando en mí, ¿no es lo que te gusta, que se pajeen pensando en mi culo?

―Crisss, no me digas eso…

―Buenas noches, hasta mañana, cariño…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s