ANA MARÍA OTERO

Era algo que ni tú mismo sabías que buscabas y al parecer aquí lo encontraste.

Sin que te lo pidieran, tú te acercaste.

Te gustó lo que viste y porque tú lo quisiste aquí te asentaste.

¿Qué es lo que quieres?

¿Qué es lo que esperas?

Parece que eres el único que a estas alturas no se da cuenta de que este no es tu lugar

y que aquí estás de más.

No, nadie te invita a marcharte, pero tampoco alguien te dio la bienvenida aquel

aciago día en el que aquí te instalaste.

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s