ECONOMISTA

Capítulo 5

El hablar de mi ex le provocaba a Dani un efecto inmediato, era sacar el tema y hacer prácticamente que terminara en unos pocos segundos. Cuando estábamos follando era un inconveniente porque Dani eyaculaba súper rápido si hablábamos de Rafa y a veces me dejaba con ganas de más, pero era una gran ventaja para mí sobre todo cuando le hacia las pajas, así podía jugar con él a mi antojo y llevarle con facilidad al punto al que quería.

Empezaba a masturbarle 5 minutos despacio, dándole mordisquitos en el oído , en el cuello y esas zonas, cuando quería que se corriera solo tenía que decirle “¿sabes que ahora estoy pensando en la polla de Rafa?, ¿te gustaría ver como se lo hago a él?, casi no podía cerrar la mano de lo gorda que la tenía”, era decir eso y la leche de mi chico salía por arte de magia.

Rafa se había convertido en casi nuestro único tema de conversación mientras teníamos sexo, la rutina era siempre la misma, mientras follábamos sacaba el tema, pero después en frío nada de nada, nunca hablábamos de él.

Así durante varios meses le fui contando cosas de mi relación con Rafa, le gustaba mucho a mi chico cuando le decía como nos lo montábamos en los baños de la universidad, era súper morboso, me venía recoger con la moto a la universidad sobre las 8 de la tarde, ya no quedaba mucha gente a esas horas, sobre todo en épocas que no había exámenes, en la segunda planta prácticamente no había nadie y siempre íbamos a los mismos baños, teníamos nuestro sitio ya cogido por costumbre y antes de pasar al baño de las chicas entraba yo para asegurarnos de que no había nadie.

Luego pasábamos a un reservado y allí me bajaba los pantalones, me ponía contra la pared y me follaba muy rápido, todavía hoy lo recuerdo, los dos con los pantalones en los tobillos, esos polvos salvajes eran magistrales. Cortos, pero muy excitantes, apenas había previos, llegábamos y a follar.

Un día recuerdo que dijo que se quería correr en mi cara cuando estábamos en los baños, yo le dije que lo hiciera, pero que no me manchara demasiado, que luego teníamos que salir fuera, fue decírselo y me obligó a ponerme de rodillas para inmediatamente llenarme la cara de semen, me lo echó por el pelo, por el jersey, por la cara, me limpie como pude, mientras él se reía.

¡¡Menos mal que no entró nadie en el baño de las chicas mientras me arreglaba como podía frente al espejo!!

Recuerdo que este incidente se lo conté a mi chico mientras le hacia una paja, su polla se puso dura como nunca antes de correrse. Es una de las cosas que más morbo le daba fantasear, que alguien eyaculé sobre mí, así que aquello fue muy excitante para mi chico.

Otro día le conté como a mi ex le gustaba azotarme el culo, esto no le pareció bien, pues Dani no tiene ese tipo de gustos. Al terminar de follar Dani me preguntó por Rafa y por cómo me trataba a parte del tema sexual, me dijo que a él eso de los azotes no le gustaba, yo ya lo sabía, por lo que no se lo había pedido nunca que me lo hiciera. Le dije que el comportamiento de Rafa era así normalmente, no solo con las mujeres, también con los hombres, era muy chulo y un fantasma que se lo tenía muy creído, pero nunca fuera del ámbito sexual usaba la fuerza física, no era un maltratador, ni nada de eso. Dani me dijo que mi ex era un gilipollas por tratar así a la gente, sobre todo a las mujeres.

Después de esto me corté un poco en contarle a Dani más cosas nuestras, yo tenía parte de culpa de lo que pasaba entre nosotros, el sexo era consentido por los dos y a mí me gustaba que Rafa fuera tan salvaje. Estaba esperando a decirle a mi chico como Rafa me insultaba justo cuando estábamos a punto de corrernos, cuando me decía “Eres una guarra de mierda” y después la que se corría inmediatamente era yo, pero esa parte, al menos de momento preferí reservármela.

Muchas veces cuando le masturbo a Dani en la cama, luego me gusta hacerle un pequeño masaje en la espalda hasta que se queda dormido y después me levanto a fumarme un cigarrillo a la cocina. Esos meses estaba bastante caliente y no hacía más que pensar en mi ex a todas horas, algo se había despertado en mí, me masturbaba pensando en él mientras Dani dormía, además esa temporada estaba fuera de sí, tenía ganas de tocarme a todas horas, cuando me levantaba a fumarme el cigarrillo me ponía de pies en la ventana de la cocina, me bajaba un poco el pijama y me azotaba yo misma el culo pensando en Rafa, luego me metía dos dedos y cuando estaba a punto de correrme me sorprendía a mí misma diciendo en bajito, “Me corro, soy una guarra de mierda, soy tu guarra de mierda Rafa”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s