ELMIRO HIGGS

—¡Pim, pam, pum! ¡Muerto!

«Mientras me dejo caer haciéndome el muerto recuerdo aquellos días en que quitaba la vida a otros niños con armas de madera; la escuela olía a serrín y grafito y el viento de primavera a interminable futuro repleto de descubrimientos».

—¡Chas, chas! Curado con ungüento de áspid, ya te puedes levantar.

«Tenía entonces un gran amigo, Leo, con el que construía naves galácticas de ladrillos sisados en alguna obra cercana, hacía volar aviones de papel con los últimos avances aerodinámicos, y ejecutaba brillantísimas maniobras bélicas con diminutos soldados de plástico. Infinitos avances de la física, ingeniería y estrategia militar que perfeccionábamos sacando provecho de las tardes sabiamente dilatadas con ardides relativistas».

—Embadúrnate con esta pintura de invisibilidad para que no te descubran otra vez.

«No fuimos tan irresponsables como para exponer nuestra ciencia a la erosión del tiempo, pues todo lo escribimos en código en un cuaderno de trabajo que protegíamos por turnos. Un cuaderno que recientemente ha vuelto a mis manos de las extrañamente grandes y arrugadas de Leonardo Keep, tan envejecido y moribundo como el propio Leo».

—Tienes 10 segundos para volver al portal temporal antes de que se acabe el efecto de la pintura. ¡Corre!

«Ahora disfruto escudriñando los secretos que un día compartí con Leo, escritos a lápiz en un lenguaje tan incomprensible como bello».

https://recursosinuso.wordpress.com/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s