JUAN LUIS HENARES

El explorador avanza sigiloso en busca del lugar exacto; detrás lo escolta el resto de la expedición. Escudriña el terreno y se detiene, el silencio invade el ambiente; desplaza unas matas y da la señal tan esperada por los demás. Lo encontró. Presurosos a su alrededor se agolpan sus acompañantes, acercan las cabezas al suelo y excitados extraen de la superficie el espeso líquido rojo, alimento vital para sus existencias.

Entretanto la niña juega con sus autitos; de reojo observa sobre la mesa, junto al lápiz y la goma, el cuaderno con la tarea que le dictó su maestra. De inmediato lanza un grito, se lleva los dedos a la cabeza y, violenta, comienza a rascarse con el fin de calmar la insoportable picazón.

3 comentarios sobre “Invasores

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s