NOEL

Comencé a escribir en Google la frase: entonces llega a tu vida esa persona.
Me aparecieron muchas frases, pero a todas les faltaba algo, algo que me identifique.
Entonces llega a tu vida esa persona que junta todos los pedazos de tu corazón y los une,
decía una.
Aunque es difícil poner en alguien esa responsabilidad. La mejor parte del corazón roto es cuando rota de dolor te juntas a vos mismo. Te abrazas a vos mismo, te dejar contener,
sentís que paras de sangrar por dentro y que la sonrisa ya no es fingida. Que cuando te
preguntan cómo estás y decís bien, estás bien, sentís que lo superaste. La mejor parte del
corazón roto es respirar profundo sin llorar, es poder mirarte al espejo sin ojeras y sin
lágrimas.
Pero que linda esa parte en la que te juras que no te vas a permitir abrirte, enamorarte de nuevo y lo hacés.
Te miras al espejo te haces un guiño y te reís. Les mandas mensajes a tus amigas riendote
porque prometiste no engancharte y acá estás…
Mirando sus ojos y perdiendote, lo miras durmiendo y lo besas despacio para no despertarlo pero no te aguantas acariciarlo, mirarlo, reírte hasta de cómo respira.
Entonces Google no estaba tan equivocado, llega esa persona que te hace sentir que esos
pedazos que juntaste y guardaste de vos mismo, esos vidrios rotos de tus corazón tienen
luz, dan amor, tienen vida. Esos pedazos no duelen, esos pedazos se unen solos y es como
que nunca sufriste, simplemente aprendiste.
Llega esa persona que cuando lo miras te das cuenta que este fue el mejor momento de
conocerlo, no importa todo lo que pasó antes, todo eso te preparó para no arruinar nada
esta vez. Ya maduraste y te golpeaste mucho, pero lo miras a los ojos y… No pudo haber
sido mejor momento de que aparezca en tu vida.
Entonces llega esa persona que te mira a los ojos y aunque sea misteriosa y hable poco,
hace que algo lata fuerte dentro de vos.
No importa el pasado, ni los likes de las fotos, ni las horas online, querés sorprenderlo con un abrazo mientras cocina, te dan ganas de pausar el tiempo cuando te despertás y está ahí. Te llena cuando están juntos, es tan cómplice que lo único que pensás cuando no estás es: entonces llegó esa persona que… Me enamoró.

https://comentarioscotidianos.home.blog/Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s