NEUS SINTES

Querida Edurne, sobre mí apenas sabes nada. En cambio yo de ti lo sé prácticamente
todo. Te escribo desde la temible oscuridad de la noche, donde el silencio es el único
sonido que percibo. Me encuentro escribiendo y pensando en ti, en mi solitaria habitación.
Pienso en este amor de silencio, que nos encontró caminando en ciudades distintas, en
cielos distantes, en mundo diferentes. Nunca supe por donde buscarte y sin embargo
llegué a encontrarte. Muchas fueron las veces en que parecía dudar de que este amor
fuera verdad, hoy tengo la certeza de que estoy mas cerca de ti.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s