ESRUZA

Mi cabeza es una maraña de encontrados

sentimientos, pensamientos que van y vienen,

como la marea, llenos de desilusión, tristeza,

amargura, también de dolor, ira, decepción,

arrepentimientos y culpabilidades.

Es una maraña de sensaciones frustrantes,

amargas, que no me dejan  discernir claramente

sobre mi presente y mi futuro, si es que hay

alguno que me siente bien, no sé.

Desearía volver el tiempo atrás y recomponer

tantas cosas: lo hecho, lo dicho, y también

lo no hecho, lo no dicho, pero no es posible.

Hay tantas cosas que me gustaría haber cambiado:

mi debilidad, mi entrega, mis sentimientos,

y tantos errores más, pero la realidad me

persigue implacable, me ata, sin poder hacer nada.

¿Fue el destino?, tal vez, pero pude cambiarlo,

y no lo hice; simplemente me dejé llevar por

las circunstancias sin hacer nada.

Sólo existe el presente lleno de amargas

realidades, y un futuro incierto.

Reemplazar todo sentimiento negativo

por positivo se dice fácil, pero la realidad

es otra, el Alba parece difusa, al menos por ahora.

Desafortunadamente, no vivo en el país

De las ilusiones, vivo en mi mundo de realidades.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s