Mª DEL CARMEN MÚRTULA

—Un día empecé a creer en la capacidad positiva que había en mí mismo y decidí dedicarme a desarrollarla evitando todo lo negativo que también vi en mí. Empecé reflexionando en un orden nuevo, en una humanidad donde el bien de cada uno venciera al mal que la naturaleza, por sí imperfecta, ha colocado en nuestro interior.

 » Vi más allá de una existencia tangible, algo que no se puede apoyar en lo evidente, en lo demostrable, pero que existe y se manifiesta en lo mejor de cada uno de nosotros.

  » Y COMENCÉ a surcar nuevos senderos donde dar a mi existencia otro sentido más interesante que el hecho de vivir sólo para tener, dominar o simplemente para disfrutar de una forma vacía.

» Esto es una tarea personal de búsqueda. En el fondo, como te digo, nadie puede hacerlo por ti; se te puede ayudar, puedes ir cogiendo ideas de unos y otros, pero eres libre, y ese es el riesgo humano más interesante y a la vez más peligroso. Sólo la persona que se ejercita en profundizar en su existencia buceando hasta las raíces más profundas de su ser, da con ello.

» No se trata de hacer grandes indagaciones, son muchas las personas sencillas e ignorantes a los ojos de los sabios e intelectuales que descubren esta ciencia con simplicidad, porque esto no lo da la sabiduría humana, sino que es un don del corazón.

Y, ¿cómo se llega a eso?

—Se trata de ponerte a mirar por dentro. Es una semilla que tenemos cada uno en nuestro interior y que sólo en el auténtico silencio puedes descubrirlo. Ya, el hecho de que tengas esas inquietudes y te interese hablar del tema, muestras que estás empezando a despertar esa semilla. Esto quiere decir que estás empezando a unir las piezas de tu vida interior. Pero tienes que tener constancia y paciencia. Es un programa para toda la vida, hasta llegar a donde quieres.

—¿Sí? … Y ¿dónde dices que quiero ir?

—Allí donde encontrarás el potencial de tu existencia, el potencial de esta vida espiritual que estás empezando a sentir, como si comenzaras a engendrar en tu interior un nuevo ser. ¿No intuyes que estás transformándote, que estás descubriendo en ti sensaciones hasta ahora desconocidas?

Pues… La verdad… Nunca me pensé así la vida.

 —Pero no me puedes negar que algo nuevo está brotando en ti. Que empiezas a preguntarte cosas que hasta ahora no se te habían ocurrido. Algo que te hace ver la vida con unas categorías nuevas, hasta ahora ignorabas.

Minirelato sacado de la novela “S.H. El Señor de la Historia” http://minovela.home.blog

Un comentario sobre “Un programa existencial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s