ANA MARÍA OTERO

Extraña excitación. ¿Inconsciente evocación de un momento pasado, o el insólito presagio de una circunstancia especial?

No puedo saberlo porque soy incapaz de entender algo en lo que en realidad ni siquiera creo.

Sensación hermosa a la vez que dolorosa. Paradójico momento en el que al mismo tiempo que perezco, sin saber ni cómo ni por qué, de la oscuridad resurjo otra vez.

Acabar, empezar. Cambiar, seguir igual… ¿Qué más da? ¿Es que de veras crees que para bien o para mal, algo así puede llegar a pasar?

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s