ESRUZA

Cada estrella en la noche

te dirá que te extraño.

Son las mismas estrellas

que iluminan tu cielo y el mío.

Entre todas ellas

se esconde un lucero, y

no sé ya si a mi vida

trae tormenta o trae calma.

Al morir la noche

las estrellas y el lucero

se apagan, y con ellos

se quedan dormidas

mi tormenta y mi calma.

al venir la mañana, con ella

viene la calma fingida, pero

cada azalea del jardín florido,

grita en silencio cuánto te extraño.

Y espero nuevamente la noche,

pero el cielo está oscuro,

no hay estrellas, ni lucero, ni luna;

solamente mi tormenta o mi calma

Y espero otra  noche,

que traerá las estrellas y brillará

un lucero, pero con ellos vendrá,

otra vez, mi tormenta o mi calma.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s