MOISÉS ESTÉVEZ

  • Pienso que deberíamos darnos una oportunidad. –
    María rompió los minutos de silencio que acompañaban a la pareja
    mientras fumaban plácidamente sendos cigarrillos. Le dijo a Vincent que no le
    importaba su pasado, que le era difícil entenderlo, y aunque no sabía si llegaría
    a hacerlo, de lo que si estaba segura era que el presente no tenía mala pinta, y
    en el fondo era lo que quería, seguir viviendo el presente. Junto a él se sentía
    bien, lo pasaba genial, le gustaba de verdad… se estaba enamorando.
    Vincent encajó aquello con sorpresa y una sensación de euforia lo
    invadió interiormente, ya que el sentía lo mismo y le hubiese jodido bastante
    otra reacción por parte de ella. Le prometió que haría todo lo posible por
    hacerla feliz y que su intención era permanecer a su lado para siempre.
    El rostro de María se torno rojo, cual llama que arde en la morada de
    Lucifer, por culpa de la maldita ruborización sobrevenida, pero le daba igual. Le
    aumentaron las pulsaciones y empezó a sentir mariposas en el estómago…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s