ESRUZA

Pediré perdón las veces que sean necesarias,

todas las veces que me haya equivocado,

pero también me gustaría que me pidieran perdón

por todas las veces que me han herido.

Pero no con palabras falsas,

sino con acciones

Acciones que dulcifiquen el alma,

que la acaricien con amor.

Así, sin hablar, expresar con amor

que nos hemos equivocado,

que hemos herido sin querer hacerlo

porque, a veces, herimos lo que más amamos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s