ESRUZA

Muchas veces me he preguntado

quién hubiera podido ocupar ese lugar

tan especial, y respuestas no he encontrado.

Porque, quienes pasaron, fueron como trenes

de pasada que cualquiera puede ver y no abordar.

Hubo trenes de pasada para los cuales boleto

no quise comprar, y los dejé pasar…

pasaron como el viento pasa silencioso,

sin dejar huella alguna.

Algunas personas son como trenes de pasada

-valga la comparación- que no vamos a abordar,

y que si abordamos por equivocación,

no nos llevan a donde deseamos, y mejor

descendemos; se van, no dejando huella alguna.

No se arraiga el sentimiento, y no las volvemos

a recordar. Mi tren pasó, pero pasó a destiempo,

o yo, llegué tarde a la cita y el boleto caducó.

Un comentario sobre “Trenes de pasada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s