MAGALI DE LA CALLE

A veces, con locura me desplazo,

Llegando a insólitos lugares,

Entonces, tú me regresas,

A pedazos, a trozos, a fragmentos.

Cuando como león enjaulado,

En esta habitación,

Siento mis músculos rígidos,

Deseo saltar, rasgar las rocas, rugir.

Tal vez este pequeño rectángulo

En el que mi cuerpo agoniza,

Tal vez, este pequeño rectángulo

Es algo parecido a la libertad.

Al fin, león viejo me siento

Cuando me resigno

Y todos mis deseos se callan,

O se cuelan por debajo de la puerta.

Veo como mis años pasan

Incapaz de salir de esta jaula.

Me han domesticado,

Recuerdo la libertad de la jungla.

Miro con costumbre la misma esquina

Todas las noches con la mirada perdida.

Me doblo, intentando abrazarme,

Y el silencio de la noche me envuelve.

Así me duermo, lentamente

Como león enjaulado,

Calmando y complaciendo,

Los desechos deseos de la libertad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s