ANA MARÍA OTERO

No te busco y tú me encuentras.

Yo me alejo, pero te acercas.

No te invito y sin embargo entras.

¿Qué más da?

¿A quién quiero engañar?

¿Para qué voy a decir que no eres bienvenido,

cuando los dos sabemos

que es sólo a ti

al que quiero aquí conmigo?

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s