PENÉLOPE

Estando en la Universidad, compartía piso con Philip y Monic. Uno de esos días tontos de invierno, llovía y hacía frío, así que estábamos los tres en el apartamento. Hicimos palomitas y vimos una película, aparecían escenas de sexo y empezamos a hablar de las experiencias de cada uno y así nos pusimos cachondos y acabamos follando los tres sobre la alfombra, fue una experiencia tremenda, que me encanto. 

A partir de ese momento necesitaba y buscaba tener sexo con ellos, nunca antes me había fijado en el coño de otra mujer, pero ahora me atraía de sobremanera y cuando estábamos viendo la televisión y Monic abría las piernas, yo solo miraba para ver como era su vagina, siempre andaba sin bragas y se masturbaba en el sofá…

Yo me quedaba como tonta viendo como goteaba su líquido de la vagina, como se le hinchaban los labios y le creía el coño, cuando Philip le metía la polla en la vagina, veía como se abría la vagina, como salía el líquido y mojaba los testiculos de Philip y como se masturbaba, como lo hacía, me fascinaba y en mi cabeza solo tenía esa imagen.

Si una semana no había sexo a tres, lo buscaba y recuerdo que una semana que no había pasado nada, estábamos  sentados en sofá grande Philip y yo y Monic estaba en el pequeño, hacia calor y estábamos los tres desnudos, y sin saber porque cogí la polla de Philip y empecé a tocarla, ellos me miraban y no decían nada, y cuando empezaba a crecer baje la cabeza y empecé a chuparla, entonces Monic se acerco y quería chuparla también, y yo la aparte, entonces ella levanto mi culo y se puso de rodillas y empezó a chuparme el coño, como seria lo cachonda que me puse, que exploté al momento  tremendamente fuerte y me olvide de la polla de Philip, tuvo que seguir Monic chupando hasta que Philip terminó.

Después Monic se tumbó en el sofá y hizo que Philip y yo la  chuparamos todo el coño y así lo hicimos, yo chupaba y Philip metía sus dedos y los sacaba de la vagina de Monic, ella gemía como una loca, estrujándose los pechos al mismo tiempo, yo disfrutaba sintiendo su placer en mi boca.  

Con el tiempo me enteré que ellos hacía tiempo que practicaban sexo y me metieron en ese mundo y me volví loca, me gustaba y disfrutaba mucho, todo era felicidad, me obsesioné con el sexo y buscaba pillarlos masturbándose a cada uno, me ponía caliente como una perra mientras miraba y acababa haciéndome una paja, y cuando estábamos juntos quería jugar y si me decían que no, yo empezaba con Monic o con Philip o con los dos, les provocaba hasta ponerlos cachondos. 

Estaba obsesionada y necesitaba eso. Ahora lo pienso, y no lo  entiendo pero en ese momento era como una droga. Hicieron bien su trabajo y consiguieron engancharme a ellos. 

Penelope 2020

www.womanpenelope.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s