ISA HDEZ

De amanecida

con los albores quietos

la despertaba.

Con alegría

sus luceros azules

resplandecían.

Paredes blancas

farolillo dorado

la niña ríe.

Cuna lacada

manta de lana rubí

gélida noche.

Mamá gritaba

rebuscaba en la cuna,

niña no estaba.

Enloquecida

en las sombras heladas,

la madrugada. ©

Un comentario sobre “La madrugada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s