PENÉLOPE

Conocí a Charly en una Fiesta

Conocí a Charly en una fiesta, nos caímos bien y estuvimos casi todo el tiempo juntos, hablamos y hablamos, hasta que llegó un momento que fuimos cambiando de conversación a una charla más íntima.  El dijo que le ponía cachondo y que le gustaría probar y saber si solo era sexo, con la broma y las copas dijimos de irnos a un Hotel.

Salimos de la fiesta y fuimos a un hotel que había allí cerca, ya en la habitación, entramos quitándonos la ropa y dejándola caer por el salón y el pasillo y cuando entramos en la habitación ya estábamos totalmente desnudos. 

La verdad es que al mirar a Charly no me llamo la atención su físico, era normalito y su polla pequeña, como siempre me encontraba con todos los hombres, pero luego empiezan a crecer pero el de Charly estaba sin inmutarse. El tocaba todo mi cuerpo y se puso como un animal, recorría sus manos por todo mi cuerpo.

Pero no le gustaba besar, yo al notar que estaba súper cachondo, me agaché y  fui a por su polla que permanecía pequeña y medio escondida.

Empecé a chuparla, me la tragué entera y poco a poco reaccionó y empezó a crecer, yo seguí succionando su polla y notaba la dureza de su miembro dentro de mi boca y se tumbó en la cama boca arriba y seguí lamiéndole los testiculos y la  polla, le levanté las piernas y besaba y chupaba todo y con cada lengüetazo notaba que estaba más cachondo.

Y de pronto, se incorporó y me movió poniéndome boca arriba sobre la cama y sin decir nada metió su polla en mi vagina, se movía deprisa, moviéndose como jamas había visto antes, gemía, gritaba y hacía cosas raras, que me desconcertaron y me dio un bajón y dejé por un momento de estar cachonda y al momento terminó, explotó con espasmos. 

Se tumbó en la cama boca arriba y dijo que había sido maravillosamente bueno, que era tremenda y que estaba buenísima y le dije que muy bien, pero que yo estaba caliente y necesitaba algo, que me tocaba a mí disfrutar.

Entonces me dijo que tenía prisa y que le llamará, que otro día repetíamos, que me llamaría para repetir cuando no tuviera a nadie. 

Me levanté y me vestí muy enfadada y al estar preparada para salir, me volví y le di una bofetada por tratarme como a una  prostituta y él me contestó dándome un puñetazo, tan fuerte que me tiro al suelo. 

Y salió por la puerta sin decir nada más. 

Cuando me recupere y bajar a recepción al ir a despedirme, me dijeron que tenía que pagar la habitación y con asombro pagué con la tarjeta, al no llevar efectivo. Luego me trajo malas consecuencias porque vio el recibo mi esposo y su abogado fue al hotel y descubrió que había estado con un hombre 2 horas…

Y llego divorcio. 

Consejo

Si vas a cometer un error, que menos que lo disfrutes. Piensa en ti. 

womanpenelope.wordpress.com

www.womanpenelope.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s