MARC MELLADO

a lo mejor, el truco

estaba en esperar

sin importar la espera.

sabiendo desde el principio

que tendremos

que querernos

lo que dura una vida

entera,

tendrían que habernos

enseñado

a valorar por igual

los momentos

de pelea

y los ratos de divertimento.

tendrían que habernos

dicho, sin rodeos,

que todo lo que venía

iba muy en serio.

a lo mejor, sin más,

el truco estaba

en admitir que nos amamos

como espejos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s